Skip to content

Entrevista con Dave Carter: “Hemos pagado un alto costo por comer barato”.

Por Milli Legrain

Flower Hill Institute, una organización sin fines de lucro de propiedad indígena y con sede en Nuevo México, entró en alianza con National Latino Farmers and Ranchers para expandir el procesamiento de carne y aves, con el apoyo del USDA. Durante casi 30 años, Dave Carter ha apoyado a rancheros para que desarrollen instalaciones de procesamiento como representante de Rocky Mountain Farmers Union, National Bison Association y ahora para Flower Hill. Este ranchero nos cuenta por qué esto es importante.

¿Por qué es urgente descentralizar el procesamiento de carnes y aves?

A lo largo de las décadas, hemos visto una increíble consolidación en las industrias de procesamiento de carne y aves. Dijeron que era el sistema más eficiente y resistente. Pero los que estábamos en el terreno veíamos que los ganaderos tenían que aceptar bajos precios y poco control sobre nuestros mercados.

Tan solo cuatro grandes empresas empacadoras de carne operan en los Estados Unidos: Tyson Foods, Cargill, National Beef Packing Company y JBS. Un verdadero sistema de procesamiento resistente y equitativo sería más descentralizado y ofrecería a los productores un mejor acceso a sus clientes y unos productos que se producen con orgullo.

¿Qué tan mala es la situación?

El Covid acabó con el mito de que el sistema actual era resistente y eficiente. Vimos a ganaderos que tuvieron que sacrificar a sus animales porque no podían procesarlos. Otros tuvieron que esperar un año para poder procesarlos. Vimos estanterías vacías y trabajadores que se enfermaron en estas grandes instalaciones…

Pero por otro lado, ahora hay un deseo cada vez mayor de saber de dónde provienen los alimentos y si los animales se criaron localmente… Cuando uno procesa 4000 cabezas de ganado al día, eso no se puede hacer. La iniciativa para descentralizar el sistema de procesamiento es una oportunidad para los ganaderos, pero también le da al público mejores opciones para comprar más alimentos naturales que son orgánicos y libres de antibióticos.

¿Un sistema de procesamiento más local ayudará a reducir los costos para el consumidor?

No lo sé. Pero hemos estado pagando un alto costo por comer barato durante mucho tiempo. Hemos enfatizado la producción en masa, impulsando un crecimiento rápido con hormonas.

En el futuro podremos ofrecer al consumidor un producto de alta calidad a buen precio. Y cuando uno mira el costo del combustible, creo que la economía está empezando a darnos la razón. Si uno cría un animal en Farmington, Nuevo México y luego lo envían a Amarillo, Texas para que lo terminen y luego lo envían a Greeley, Colorado para que lo sacrifiquen solo para llevar una libra de hamburguesa a Farmington, debes preguntarte qué tan eficiente es eso.

Al mismo tiempo, las plantas más pequeñas nunca podrán procesar la carne a un precio tan bajo como lo hacen esas plantas enormes que tienen trabajadores parados en una línea de montaje. Pero estamos trayendo de vuelta a las pequeñas plantas que contratan trabajadores que tienen habilidades especiales de carnicería. Y ya no tendrán que hacer movimientos repetitivos. Tendrán más habilidades, más capacitación y, con suerte, ganarán un salario digno que pueda beneficiar a toda la comunidad.

¿Estamos produciendo productos cárnicos de alta calidad para consumidores que pueden permitírselo?

No queremos ser elitistas. Queremos asegurarnos de que estemos proporcionando proteínas a las personas que las necesitan. Siempre necesitaremos tener programas que ayuden a las personas a poder comprar alimentos.

Pero, al mismo tiempo, el éxito de la industria cárnica se ha medido por la cantidad de carne de res o pollo que come el consumidor promedio cada año. Estamos en 52 libras de carne de res y alrededor de 90 libras de pollo. Si comemos un poco menos de carne y pollo al año, pero nos alimentamos con un producto de mayor calidad que es nutritivo y tiene menos aditivos, esa podría ser la clave para una buena dieta saludable.

¿Es difícil convencer a la gente que esto es una buena idea cuando nos dirigimos hacia una recesión?

El precio es un factor muy importante: todos debemos poder alimentar a nuestras familias. Pero las encuestas, particularmente entre los compradores más jóvenes, muestran que quieren comprar alimentos saludables y que aseguren que sus hijos tengan un ambiente decente dentro de 20 años.

Preocupan la inflación y una posible recesión. Pero lo que hemos visto en los últimos 20 años, y se aceleró con el Covid, es que las personas están haciendo una conexión directa entre su salud y lo que comen. Y últimamente, la gente también está relacionando lo que comen con la salud del planeta.

¿Tenemos que dejar de comer carne para salvar el planeta?

La ganadería realizada correctamente es en realidad una muy buena manera de ayudar a secuestrar carbono. Los pastizales son muy eficientes para atrapar el carbono. Lo sacan del aire y lo introducen en el suelo. Mucha gente habla de los bosques como grandes secuestradores de carbono. Pero los bosques almacenan gran parte del carbono en el aire. Y cuando hay incendios forestales, o si ese árbol muere naturalmente, ese carbono vuelve a la atmósfera. Con los pastizales, el carbono que absorben vuelve directamente al suelo. Y esos pastizales dependen del pastoreo adecuado de grandes herbívoros para estar saludables, como son los bisontes, antílopes, ciervos y alces.

¿El departamento de agricultura (USDA) está vinculando ganadería y soluciones climáticas?

El secretario Vilsack anunció recientemente más de $2 mil millones en becas en la primera ronda de subvenciones para una agricultura “climáticamente inteligente”. Catorce de esas subvenciones, por un total de $550 millones, incluyen la ganadería como un componente importante para abordar el cambio climático a través del secuestro de carbono y otros medios.

Soy optimista de que algunos de los fondos destinados a compensar a los productores por producir animales “climáticamente inteligentes” los podrán compensar sin aumentar el precio de la carne en la tienda. Para mí es una situación en que todos ganan.

¿También hay que descentralizar el procesamiento de aves?

Es muy importante, pero sigue siendo un gran desafío. En este momento, hay procesadoras a gran escala que procesan decenas de miles de aves por día y plantas muy pequeñas en granjas que abastecen a las cooperativas de alimentos locales. Y no hay mucho en el medio. Tenemos que preguntarnos qué se necesita en términos de recursos y mercados para restablecer parte de esta producción mediana. Aún no tenemos la solución pero la encontraremos.

¿Qué pasa con la subvención del USDA para ayudar a los latinos, comunidades indígenas y otros grupos desatendidos a liderar el procesamiento de carnes y aves?

El USDA se ha comprometido a invertir mil millones de dólares en el desarrollo de un sistema de procesamiento de carne y aves más resistente, equitativo y diverso. Pero lo que nos emociona en Flower Hill es que crearon una red de asistencia técnica compuesta por seis organizaciones:  Oregon State University- Niche Meat Processor Assistance Network, Intertribal Agriculture Council, American Association of Meat Processors, American Meat Science Association, Agricultural Utilization Research Institute y Flower Hill. 

Mi papel como coordinador de este programa de asistencia técnica es conectarme con productores históricamente desatendidos. Así que nos hemos asociado con organizaciones que pueden ayudarnos a hacerlo. Estamos muy contentos de que National Latino Farmers and Ranchers haya sido uno de los primeros en querer trabajar con nosotros. Estamos haciendo lo mismo con Rural Coalition, RAFI- USA y Farmer Veteran Coalition.

El USDA nos ha dicho “No dejen ninguna piedra sin voltear”.

Ha sido muy interesante, Dave. Gracias por su tiempo. Nos comunicaremos pronto para ver cómo avanzan las cosas.

  • Los ganaderos y agricultores individuales interesados ​​en desarrollar o ampliar sus instalaciones de procesamiento de carne y aves pueden enviar una solicitud de asistencia técnica aquí:
  • Para obtener más información sobre la nueva iniciativa de asistencia técnica del USDA, haga clic aquí.

Leave a Reply

Your email address will not be published.